VIDEOJUEGOS

  • SEGA MEGADRIVE: GUNSTAR HEROES

    Autor: // Categoría: Videojuegos

    No Comments

    Allá por el 93, los “Ex-Konami” TREASURE sorprendieron a la crítica con este cañonazo técnico que sería su primer trabajo, un plataformero Shoot´em Up que nos traía acción desbordante para los 16 bits de nuestra Sega Megadrive.

    Nuestros protagonistas, Red y Blue, deberán impedir que el malvado dictador Red controle las 4 gemas de la fuente de poder de Golden Silver, un robot que puede destruir el mundo. Es excusa suficiente para que nuestros protagonistas arrasen todo a su paso.

    En cuanto a jugabilidad, podremos elegir por donde movernos y disparar al mismo tiempo, incluso mezclar los 4 tipos de armas, dando lugar a un total de 14 combinaciones. Estas producen efectos tales como breves pero potentes explosiones, disparos teledirigidos, bolas de fuego y un largo etcétera.

    Disponemos también de ataques cuerpo a cuerpo tales como patadas deslizantes y lanzamientos, entre otros.

    “Gunstar Heroes” está lleno de ideas magnificas, como un recorrido por una mina en vagoneta que da saltos antigravitatorios, una persecución vertical para alcanzar una nave en ascenso, un nivel al estilo del típico matamarcianos, otro visto desde el monitor de una sala de control enemiga y una curiosa fase compuesta por una serie de minijuegos con la forma de un tablero de juego de mesa, llevándonos a distintas salas según caiga el dado.

    Otra cosa no, pero de originalidad va servido este cartucho.
    retrobadajoz-sega-megadrive-gunstar-heroes-screen-shot
    Los mejores momentos llegan de la mano de sus jefes finales, que son tan espectaculares como frecuentes: la mayoría de los 7 niveles cuenta con varios de ellos. En concreto el juego de tablero tiene un montón, incluído un jefe que prohíbe el uso de armas a un soldado muy pequeño.

    De todos modos el combate mas épico viene de la mano de Seven Force, un Robot que adopta 7 formas que debemos derrotar siendo la excusa perfecta para que Treasure hiciera gala de su poderío técnico. Grandes explosiones, hordas de enemigos y un ritmo frenético, jefes con unos efectos que se suponían imposibles para la 16 bits de Sega… Los sprites se estiraban y deformaban de forma que confirmaban que el scalling y la rotación eran posibles en Megadrive, mientras que algunos jefes multi-sprite, suavemente animados, expresaban un convincente efecto 3D.

    A pesar del beneplácito de la crítica, “Gunstar Heroes” no funcionó en ventas, no pasando del sexto puesto en las listas de ventas de Megadrive en Reino Unido tras su lanzamiento y abandonando pronto el Top 10.

    Aún así, la demanda por el juego en la actualidad es altísima gracias a la gran calidad que atesora y a la legión de fans que se ha labrado Treasure así que… ¿a que esperas para para jugar este fantástico título de la mano de nuestra querida Megadrive?

    Salu2 y buen vicio!!

  • ¡AY! DÓNDE ESTARÁ MI BUNDLE

    Autor: // Categoría: Videoconsolas, Videojuegos

    No Comments

    En ocasiones, cuando tengo tiempo de escribir tranquilo y abro un nuevo artículo para la web, os comento por qué surge el post, de dónde viene; algún comentario leído en Twitter, alguna entrada en el muro de Facebook de un usuario que se dedica a este maravilloso mundo del retrogaming o, simplemente, una charla informal con los amigos frikis que me quedan con la que pretendemos arreglar el mundo (como suele decirse bromeando en estos casos).

    Ponerme al teclado hoy, se debe a la mezcla de estas tres anteriores junto a haber leído el mismo tema en una entrega de la revista Retro Gamer española: ¿Por qué ya no hacen packs de lanzamiento con las videoconsolas?

    RetroBadajoz_Bundle_Megadrive_Sonic

    La Game Gear (ya habré comentado en alguna ocasión que fue la primera consola que entró en casa) me queda un tanto lejos como para recordar si la adquirí sola o con algún juego (creo que en mi caso traía “Columns” y sé que, en otros bundles, incluía “Sonic The Hedgehog”) pero, cuando me compré mi flamante Super Nintendo, sí que vino acompañada. Como no podía ser de otra forma, me hice con el pack que traía el brillante “Super Mario World” el que, para este que escribe, es el juego plataformero favorito del fontanero italiano.

    Cuando hice el (ahora tan de moda “palabro”) unboxing de El Cerebro de la Bestia, me temblaban las manos. Lo recuerdo como si fuera ayer. Mi gran primera consola de sobremesa y era la 16 bits de la que más se hablaba en las revistas del sector existentes en la época (que, vale, no eran muchas pero bien que saciaban nuestra ansia con sus páginas repletas de novedades).

    RetroBadajoz_Bundle_Super_Nintendo_Super_Mario_All_Stars

    Hablando de las revistas, me tengo que sincerar: nunca quise una Game Gear. Desde que abrí las páginas de aquél primer número de Hobby Consolas viendo en su final aquel maravilloso pack de Megadrive consistente en la videoconsola más los ya míticos “Altered Beast” y “Sonic The Hedgehog”, pensé que tenía que ser mía… ¡y por sólo 29.900 pesetas! Babeé hasta que tuvimos goteras en casa, sí, porque, para un chaval de aquella época (octubre de 1991, precio de revista: 325 “pelas”), estaba fuera del alcance salarial e hice lo mismo que muchos de nosotros: la pedí por “reyes”.

    Me quedé con las ganas de catarla en mis propias manos (por si había alguna duda tras leer mi relato) y en su defecto llegó la bendita portátil de Sega pero, por suerte y gracias a esta segunda juventud de la que gozan nuestras máquinas favoritas, ahora dispongo de un par de ellas en casa. Una con Mega-CD instalado para no tener que andar “quitando” y “poniendo”.

    Y no sé la de horas que llevo invertidas desde entonces en la trilogía origianl de Sonic, en “World of Illusion”, en “Cool Spot”, en “Aladdin” y unos cuantos cartuchos vibrantes más.

    Euh… como diría el gran Peter David en su columna donde hablaba de todo lo relacionado con el mundo del cómic: But I Digress (“Estoy divagando”).

    Retomo: ¿Qué ha pasado? ¿En qué momento las compañías empezaron a timarnos con los lanzamientos de las consolas generación tras generación? ¿Dónde quedaron aquellos impresionantes “vende-consolas”?

    Porque, sí, considero que esa es la expresión justa: Actualmente nos timan.

    No sólo hay que sumar los desorbitados precios a los que sale cada nueva videoconsola al mercado (que dentro de poco me va a salir más a cuento comprarme un chalet en Ibiza), si no que, además, ¡nos robaron los juegos de lanzamiento!

    ¿Acaso no dio grandes alegrías, tanto a la compañía como a los jugones, ese destroyer en ventas como fue Gameboy + “Tetris”?

    Recuerdo haber estrenado mi PSX con ese CD Demo One Disc en donde venía el famoso dinosaurio poligonal (la manta-raya era, eso, ¡una manta!) y un par de fases de “Wipeout”, “Destruction Derby” y “Loaded”. Flipaba. Literalmente, no salía de mi asombro con la calidad de los juegos que se nos venían encima y no paré hasta conseguir los dos primeros que cito. ¡Y era un CD de demos, no traía ningún puñ***ro juego completo!

    Por eso, desde RetroBadajoz, sólo nos queda darle un fuerte tirón de orejas a las poderosas compañías de hardware consolero y gritar fuerte: ¡Packs de lanzamiento a precios aceptables ya!

    (Por favorcito, anda).

  • EN RETROBADAJOZ HABLAMOS DE… RETROPLATAFORMAS

    Autor: // Categoría: Videojuegos

    No Comments

    En Retrobadajoz echamos de menos las buenas plataformas.

    No, no hablo de los zapatos (eso los sigo usando cada sábado noche, que la cosa está “mu” mala), me estoy refiriendo al género de videojuegos conocido como “plataformas”. Ese que tantísimas veces nos hizo vivir los fines de semana pegados a nuestros televisores de 14 pulgadas dando saltitos de un lado a otro de la pantalla mientras nos enfrentábamos a hordas de tortugas en “Super Mario Bros”, animales robotizados en “Sonic The Hedgehog”, zombies variopintos en “Ghouls´N Ghosts”, buitres carroñeros en “Donkey Kong Country” y hasta estrafalarios extraterrestres en “Earthworm Jim”.

    RetroBadajoz-Ghouls_N_Ghosts

    No recuerdo ya cuantas veces pude pasarme las dos entregas de “Shinobi” en esa entrañable Game Gear, la primera videoconsola que cayó en mis manos. Sí, era, un título enfocado a la acción pero ir saltando de coche en coche por la autopista y de cornisa en cornisa escalando edificios le proporcinaba un toque plataformero que me hacía repetir partidas una y otra vez en cuanto lo terminaba.

    La misma historia se repetía con las licencias Disney.

    “Castle of Illusion”, “Quackshot” o el brillante “Aladdin” (mejor en su entrega Megadrive pero muy entretenida también y sin desmerecer la de Super Nintendo), son algunos de los cartuchos que repetía una y otra vez sin mostrar un ápice de cansancio hacia ellos.

    RetroBadajoz-Castle_of_Illusion_(Master-System)

    Esa peligrosa mezcla de nostalgia y pasión no es gratuita. Es un género que, no nos engañemos, caló en el corazón de mucha gente, treintañeros ahora, que cuenta con una legión de irreductibles fans (como los famosos galos de los comics) la cual aún sigue demandándolo. Y, como muestra, el reciente anuncio de una nueva entrega de la no-mascota de Sony, Crash Bandicoot.

    Había alguno también para no tocarlos ni con un palo como “Alex Kidd: High-Tech World” en Master System o “Spiderman and X-Men: Arcade´s Revenge” en Super Nintendo (y os “habla” un fan incondicional de Marvel) pero, en general, lo que comenzó con una buena carrera en nuestros ordenadores (fascinación siento por los dificilísimos “Abu Simbel Profanation” y “Phantomas”, de Amstrad) y videoconsolas de 8 bits, terminó por despegar meteóricamente en la época de los 16 bits con maravillas de la talla de “Super Mario World”, “Megaman X” o “Flashback” con sus toques de puzzle.

     

    Por eso, desde Retrobadajoz queremos partir una lanza en favor de un género “videojueguil” que supuso interminables horas vividas con nuestras videoconsolas favoritas, ya fueran de sobremesa como portátiles.

  • ¡LA MALDICIÓN DE LOS DLC!

    Autor: // Categoría: Humor, Videojuegos

    No Comments

    DLC arriba, DLC abajo… Sí pero, ¿cómo inventaron este “parcheado videojueguil” y cual es su verdadero sentido?

    ¡Ay, si no fuera por el humor, qué sería de nosotros!

    RetroBadajoz_Humor_DLC_I

     

    RetroBadajoz_Humor_DLC_I

    RetroBadajoz_Humor_DLC_I

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    RetroBadajoz_Humor_DLC_I

  • ¡ORIGINALIDAD ANTE TODO!

    Autor: // Categoría: Videojuegos

    No Comments

    En uno de esos debates improvisados que se montan en Twitter y que tanto nos gustan, un día salió la “charla” del por qué pensábamos (generalmente todos los apasionados del mundo retrogaming) que los videojuegos actuales enganchaban menos.

    Hablamos de un negocio que, ni aún en los tiempos de las películas interactivas y el Full Motion Video, estuvo más industrializado que ahora.

    Parece que, de un tiempo a esta parte, las compañías sólo se preocupen del fotorealismo, de los efectos especiales y de seguir alimentando a los incondicionales fans que, parece, se contentan con una nueva entrega más de su saga favorita. Independientemente de las mejoras, bien sean gráficas como en jugabilidad, que aporte “Call of FIFA 26”, parece que las buenas ideas se han agotado como si de Hollywood y sus innumerables remakes “sacapasta” estuviéramos hablando.

    Ya no se hacen juegos protagonizados por un punto rojo asociado al logotipo de una famosa bebida refrescante como “Cool Spot”, no conocemos a más extraterrestes apasionados del funky y el hip-hop como “Toejam & Earl”, ya no disfrutamos de juegos en donde manejamos a un troglodita que reparte estopa a barrigazos como “Chuck Rock”. Así, amigos, parece que no volveremos a vivir aventuras dentro del comic que estábamos dibujando y en donde hemos acabados inmersos al caerle un rayo encima como “Comix Zone” ni juegos en donde un niño cavernícola montaba en monopatín como “Wonder Boy” o su sospechosamente parecido primo lejano “Adventure Island”. Ya no hay juegos en donde, para defendernos, tenemos que lanzar nuestras extremidades aunque esto implique el tener que desplazarnos rebotando sobre nuestro desmembrado cuerpo como en “Plok”.

    RetroBadajoz_Plok
    “Plok” se partía la caja, literalmente, en cada partida

     

    Se acabo el hacer hamburguesas gigantes para lograr pasar de fase como en “Burger Time”, esquivar coloridos fantasmas en un laberinto como en “Pacman”, ser el chico de los periódicos y recorrer la ciudad en bicicleta mientras trabajamos como en “Paperboy” o molestar a tus compañeros de clase y echarlos de sus pupitres como “Mikie”.

    ¿Que viene una horda de zombies a destruir nuestra ciudad? No pasa nada; milagrosamente las calles y centros comerciales estarán a rebosar de armas de fuego tiradas por los suelos (¡y con munición!), ya no tendrás que combatirlos con pistolas de agua o cortadoras de cesped como en “Zombies Ate My Neighbors”. ¿Que quieres hincharle los morros a alguien (virtualmente hablando) a base de “tollinas”? Tranquilo, te ofrecemos un plantel de veintitantos luchadores hyper realistas y mega musculados para que despaches adrenalina bien a gusto porque, por desgracia, ya no hay juegos donde los guantazos los reparten personajes de platilina animados en stop-motion como en “Clayfighter” ¡Por no haber, no hay ni juegos de Disney y sus famosos personajes como el adictivo “World of Illusion: Starring Mickey Mouse and Donald Duck” o el brillante “Aladdin” de Megadrive!

    “Clayfighter”, el reparte-tollinas más original de los 16 bits

     

    En ocasiones habrá parecido que estamos en contra de los gráficos actuales pero nada más lejos de la realidad.

    En RetroBadajoz lo pasamos de escándalo con las trepidantes carreras de la saga “Burnout”, las brutales peleas de “God of War” o, sin ir más lejos, con prácticamente cualquier nueva entrega de “Call of Duty” pero pocos juegos en los últimos años, como “Shadow of the Colossus” o el increíble “Ico”, demuestran esa pasión por innovar, sorprender al comprador y que este, después de una buena partida, piense que ha merecido muy mucho la inversión de los 60 eurazos que acaba de desembolsar.

    Por eso hoy, en RetroBadajoz, hemos querido rendir este pequeño homenaje a aquellos videojuegos, todos ellos increibles, que tan buenos momentos nos hicieron pasar en el sofá de nuestra casa o en el recreativo del barrio.

  • FÁBULA DE LOS SALONES RECREATIVOS

    Autor: // Categoría: Videojuegos

    No Comments

    Publicado originalmente en nuestro blog el día 11/07/2014.

    Hubo una época en España en la que la juventud se reunía en un extraño lugar rodeado de unos curiosos armarios con pantallas de televisores incrustados que no paraban de hacer ruidos de todo tipo. Eran sitios luminosos, inundados de risas y alegría, donde se forjaban alianzas peculiares y amistades pasajeras.

    -“¿Te lo paso, chico?”- se oía decir a un imberbe muchacho al fondo.

    -“Venga, vale”- respondía su inexperto interlocutor.

    Y así, minuto a minuto, hora tras hora, la tarde daba paso a la noche y la noche daba paso a la angustia. La guarida sellaba sus puertas hasta el día siguiente y, esa misión que habíamos elegido libremente vivir a través de los rayos catódicos, no llegaba a su fin; por eso como decíamos, angustiados y cabizbajos, los mancebos marchaban a su morada a tratar de descansar y reponer fuerzas para, al alba, emprender una nueva lucha contra esos seres virtuales que tanta pasión despertaban en ellos.

    De pronto, sin apenas percibirlo, la oscuridad comenzó a cernirse sobre estas madrigueras de diversión.

    Los cachivaches conocidos con el sobrenombre de “Ordenadores Personales” habían visto expandida su potencia hasta límites insospechados. Lo que antes era un vulgar entretenimiento con pantallas de 256 colores o incluso monocromas, lentamente habían ido adquiriendo capacidades que impresionaban a los expertos en la materia.

    -“¡Menudos polígonos!”- espetaban los mozos cuando se reunían aún en su cubil.

    -“¡Es mejor que la recreativa!”- comentaba otro con los ojos chisporroteantes.

    La caverna se resistía a perder adeptos, por eso, aparecieron nuevos muebles, más grandes, más coloridos, con mayor intereacción. Muebles con asientos deportivos y cuyas pantallas se triplicaban para simular las amplias vistas que nos permitían nuestros vehículos de cuatro ruedas de la vida real; muebles con plataforma propia, llena de singulares flechas de colores que se iluminaban al pisar correctamente mientras seguíamos el ritmo de la música; muebles en los que, ayudados por tremendas armas con mira laser, acabábamos con ordas de zombies infectos y putrefactos sin apenas perder una gota de sudor pero, cuando parecía reinar de nuevo la calma, un nuevo invento surgió de las profundidades del averno sumiéndolo todo, lentamente, en profunda oscuridad.

    -“Mis padres han puesto en casa ADSL”- declamó aquel zagal ya no tan imberbe la última vez que lo vieron aparecer sus antiguos compañeros de luchas en la caverna.

    Y así, lo que jamás ninguna mente por perversa que fuera logró siquiera maquinar, la pura evolución natural de la tecnología hizo que llegara a su fin.

    Algún día, quizas, en algún remoto lugar del planeta, un muchacho que en su día fue imberbe, inexperto y de ojos chisporroteantes, le contará a su nieto que, para hacer amigos, tan solo bastaba con pronunciar una frase casual…

    “¿Te lo paso, chico?”

    RetroBadajoz_Salon_Recreativo